Escojo lo que soy y lo que quiero ser, un fuego nocturno que perdure hasta el amanecer.. Un amor de ayer y un nuevo sol para mañana, un no sé qué hacer mientras miras por la ventana.. Ser la sábana que descubre tu cuerpo... 

domingo, 27 de febrero de 2011

Juré que no volvería a pasarme de nuevo...

En realidad no tengo argumentos lógicos, ni siquiera improvisados. Sólo sé que te quiero. Nunca pensé que fueras a ser tú, pero lo eres. Eres tú y tu manera de hacer las cosas. Tu forma de mirarme, tu risa, tus gestos, tu pelo. Porque se me acabaron las excusas, y ya no puedo decir: "si tu supieras", porque lo sabes, porque me conoces.

Sabes que tengo dos caras, la inocencia en persona, y la pícara en la cama. Que puedo tardar horas en prepararme, pero también 5 minutos. Que doy todo por todos, y recibo nada... Que tengo más contras que pros, y que la suerte no me acompaña. Y que no me gustan los planes a largo plazo, excepto el que tengo contigo.

Que suelo decir lo que debo en cada momento, y sé callar cuando hay que hacerlo.. a veces. Mis cientos de sonrisas diferentes y la cara de tonta que se me queda al mirarte... Que soy alérgica a todo cuando tú no estás... Que me gusta decirte lo importante, y todo sin hablar. Que me importa el pasado, pero no tanto como me importas tú.

Conoces todos los caminos que recorren mis manos, y cuándo buscan las tuyas. Todos mis juegos bajo las sabanas, y también sobre ellas. Mis días de juergas infinitas, y mis días de "hoy no me apetece comerme el mundo". Que lo nuestro no es normal, ni lo va a ser. Que se me nota a mil kilómetros que algo ronda en mi cabeza... Y que me gustan más los besos que a un tonto un lápiz.

Y que tú, solo tú, eres mi felicidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario